Diferencias entre soluciones basadas en el código de barras y soluciones con RFID

 

Algunas diferencias entre soluciones basadas en el código de barras y soluciones con RFID

 

Deficiencia del código de barras

 

Solución mediante RFID

El código de barras debe estar en la línea de visión del lector. Es posible identificar objetos ocultos, dentro de una caja o pallet sin necesidad de abrirlos.
Identifica los objetos genéricamente, no de forma única. Lectura y escritura de datos sobre cada etiqueta: número de serie, de lote, usuario…
Capacidad de almacenamiento muy limitada. Gran capacidad, varios kilobytes.
Debe estar limpio y plano, no soporta temperaturas altas, humedad, ambientes agresivos. No se ve afectado por la suciedad, humedad, ni la temperatura, es prácticamente insensible al entorno.
Lectura lenta y manual Lectura muy rápida, es posible leer varias etiquetas simultáneamente en un segundo.
No es posible buscar un objeto por su código de barras. Se puede programar el lector para que busque un objeto específico, por ejemplo una camisa de un cierto modelo y talla.
Información desprotegida. Es posible encriptar toda o parte de la información
No existe potencial para mejoras en la tecnología. Hay continuas mejoras gracias a la evolución de los semiconductores.

1 Comentario a “Diferencias entre soluciones basadas en el código de barras y soluciones con RFID”


  1. 1 Pedro may 6th, 2008 at 5:37 pm

    Me parece bien el cuadro que has puesto, pero quizás se vea mejor con ejemplos.

    EL CODIGO DE BARRAS

    Cada país tiene su código, formado por uno, dos o tres dígitos, los cuales son los primeros que figuran en el código de barras.

    Veamos un ejemplo del código de barras español. Está formado por 13 dígitos. Los dos primeros números, 84, dicen que el producto está fabricado en España. Los cinco siguientes, nos indican en que empresa española ha sido fabricado el producto.
    A continuación 5 números de código de producto y por último, se halla el dígito de control.

    Ventajas:
    Es un sistema universalmente aceptado y probado, cuyo material es barato.

    Limitaciones:
    Línea de visión directa con el lector, se estropea, el papel se arruga y la tinta pierde contraste. Este código no identifica productos de forma individual (lo que dificulta la normativa Europea de control de productos alimenticios).

    Al código de barras no se puede añadir información, ni evita robos en las tiendas y es fácil de falsificar.

    SOLUCIONES QUE OFRECE LA RFID

    Gestiona la disponibilidad de los productos en el punto de venta en todo momento, sin cargarse de excesivo stock. (Actualmente las cadenas lo controlan bastante bien, pero donde no existe excesivo control es el la trastienda de la tienda).

    Otro problema urgente para resolver es el de la trazabilidad. Aunque con el sistema EAN 128 es posible adjudicar un número de serie a cada caja o palet, en la práctica el código de barras se está utilizando para identificar una categoría de productos y no los productos individuales.

    Para las falsificaciones. RFID con sus números de serie grabados en la fábrica de chips y con bases de datos fácilmente accesibles a las personas autorizadas pondrá un freno a estas prácticas fraudulentas.

    Mercado gris. Artículos que estaban destinados a un canal de distribución aparecen en otro aprovechando la diferencia de precios.

    Robos en tienda y en toda la cadena de distribución

    Gestión de obsoletos. (fecha de caducidad).

    Gestión de devoluciones (se sabe que el producto devuelto es exactamente el que compró).

    Las garantías de los productos (se evitan que utilizando la garantía de un producto idéntico arreglen otro, etc.).

Deja tu comentario




 

mayo 2008
L M X J V S D
    jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031